Leemos y comentarmos textos argumentativos


Como a todos los textos, a los argumentativos se les conoce leyéndolos. Aquí os dejo tres, para ir empezando, y los tres de asuntos de bastante actualidad social de esa que nos afecta a todos (o a casi todos):

  • Una Carta al Director sobre las redes sociales.
  • Un artículo de Javier Marías (adaptado) sobre los contenidos... ejem... "intrascendentes" en televisión (ya sabéis: los cotilleos, que alimentan eso que muchos califican de "telebasura").
  • Un texto argumentativo sobre los videojuegos.

El texto argumentativo o argumentación




El texto argumentativo es aquel  que pretende persuadir al receptor, es decir, convencerle de una opinión (afirmación de la cual también se podría defender la contraria).  Frente al texto expositivo, se caracteriza, por tanto, por su subjetividad.

Sobre el arte de convencer



Argumentar es el arte de convencer. Un arte tan viejo como el mundo (o al menos, como el hombre) que ya estudiaron profundamente en Grecia. Así, la Retórica de Aristóteles  (siglo V a.C) es el primer "manual de argumentación" de la historia, y todavía lo tienen en cuenta, por ejemplo,  los publicistas, que son los grandes magos del arte de convencer hoy en día.


Cada oveja con su pareja...romántica.

A ver si eres capaz de relacionar cada obra del Romanticismo con su autor y con su género en menos de medio minuto. Para verlo en grande, pincha aquí.

Sopa romántica

Busca en esta sopa de letras palabras relacionadas con el Romanticismo. Para verlo en grande, pincha aquí.

Costumbristas del siglo XXI


Los  costumbristas del siglo XIX (con Larra y su personal sentido crítico, irónico y humorístico  a la cabeza) describían las costumbres cotidianas y comunes de los españoles de la época, publicando sus artículos en periódicos para deleite de sus lectores, que disfrutaban viendo retratados, a veces con cariño, a veces con humor y sátira, sus propios hábitos, comportamientos o actitudes. La mayoría se fijaban en los aspectos más tradicionales, típicos, castizos o pintorescos, pero otros (el mismo Larra, sin ir más lejos) describían también nuevas costumbres y nuevos hábitos traídos por los avances y el progreso (como en Las casas nuevas, por ejemplo).

Larra en sus artículos


Os dejo aquí una brevísima selección de algunos de los más famosos artículos de Larra (y para eso no están completos, sino reducidos a sus pasajes esenciales), por si alguno se animara a echarles un ojo y hasta elegir uno para hacer una sencilla actividad que os propongo abajo:

Ser o no ser... romántic@


Esa es la cuestión, sobre la que tenéis que pensar y escribir. Pero tras estudiar tantísimo sobre el Romanticismo, ya sabéis que "romántico" tiene  un significado más amplio y a la vez más  preciso que el que generalmente le damos. Así que lo que yo os pido es que me expliquéis si sois o no sois romántic@s en el sentido que tenía el término para aquellos escritores rebeldes, sentimentales, idealistas y melancólicos del XIX.

Veamos, en serio y en broma: "Don Juan Tenorio"




Nosotros, para conocerlo un poco, lo leemos, pero el teatro se escribe para ser representado y, por tanto, visto (a ser posible, en vivo, en directo y en el lugar adecuado, que es su esencia). Y aunque no podemos asistir -de momento- a una representación del Don Juan Tenorio de Zorrilla (uno de nuestros clásicos más profusamente representados, imitados y parodiados), sí tenemos a nuestra disposición algunas versiones filmadas.

Don Juan Tenorio: de pecador a héroe romántico


Don  Juan es uno de esos personajes que desde la literatura han pasado a convertirse en mitos, en arquetipos, en modelos de comportamiento (como la Celestina, el Lazarillo o el Quijote), llegando a formar parte incluso del lenguaje: todos sabemos lo que significa ser  un "donjuán", o qué es el "donjuanismo"... Hasta hay un síndrome psicológico con este nombre para designar al hombre incapaz de comprometerse, que no puede evitar sucesivas conquistas amorosas porque en cuanto las consigue, las mujeres dejan de interesarle.

"Don Álvaro o la fuerza del sino"

Ángel Saavedra, Duque de Rivas
Don Álvaro o la fuerza del sino es una obra emblemática del Romanticismo español. Su estreno, en 1835, marca la consolidación de este movimiento en nuestro país, y, al igual que El trovador de Antonio García Gutiérrez, saltó nuestras fronteras al inspirar a Verdi la música de su ópera La fuerza del destino. Y sobre ella,  os propongo abajo una actividad voluntaria.

El teatro en el Romanticismo: el drama romántico


Aunque la poesía fue el género preferido y más cultivado por los escritores románticos (por algo es el que se define por expresar sentimientos, una de las características clave del Romanticismo), el que tuvo más repercusión pública fue el teatro, ya que por aquel entonces en España cuatro de cada cinco personas (aproximadamente) eran analfabetas, es decir, no sabían leer ni escribir, pero sí podían acudir al teatro, que era el único espectáculo y entretenimiento público.

Relatos vampíricos


El vampiro es un personaje romántico (en el sentido de acorde con el Romanticismo decimonónico), tanto por sus características como por su origen, ya que el vampiro moderno aparece por primera vez en la obra del médico William Polidori, titulada precisamente El vampiro, que escribió como respuesta a un reto lanzado en un encuentro con otros escritores románticos ingleses (Lord Byron y el matrimonio Shelley... Mary Shelley creó para la ocasión nada más y nada menos que a Frankenstein). A finales de siglo, concretamente en 1897, el irlandés Bram Stoker recrearía de nuevo esta figura del no-muerto que se alimenta de sangre humana en su novela Dracula, que es el libro del mes durante noviembre y diciembre en nuestra Biblioteca, El Arcón Encantado.

Así que aprovechando la feliz coincidencia de que justo estamos a punto de abandonar el Romanticismo, os propongo como tarea de escritura obligatoria la participación en el concurso de relatos vampíricos que propone nuestra Biblioteca. Así que, además de la correspondiente nota de clase, podéis  optar a ganarlo y conseguir 15 euros para nuestra cafetería (y una notita extra para Lengua).

La mano de nieve (taller de escritura)


RIMA VII
    Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.
   ¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!
    ¡Ay! pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: «¡Levántate y anda!».



GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER


Pues ha llegado el momento de atraverse con el género que seguramente estáis menos acostumbrados a enfrentaros cuando os pedimos que escribáis: la poesía. Porque la próxima tarea que os propongo (obligatoria, sí, sí, que hay que, al menos intentarlo) es que escribáis un poema romántico, pero romántico en sentido estricto, es decir, con las características de la poesía perteneciente al Romanticismo decimonónico (o sea, del siglo XIX) 

Historias tras las "Rimas"


Las Rimas de Bécquer, según él mismo explicó, surgen como una chispa atrapada al vuelo de sus propios sentimientos, sentimientos que nacen, como los de todos, por las cosas que van pasando en la vida. Así que, al menos desde Bécquer, tras cada poema hay una historia, que no se cuenta, pero que provocó unos sentimientos plasmados en el poema y que son muy similares a sentimientos de otros, causados por otras historias tal vez diferentes en los detalles, pero seguramente muy similares en la esencia.

Larra y su obra






Mariano José de Larra fue un hombre inteligentísimo, muy observador, crítico mordaz e irónico, defensor a ultranza de la libertad social y política, y azote de los defectos de la España de su tiempo. Aparte de sus artículos, escribió una tragedia (Macías) y la novela histórica El doncel de don Enrique el Doliente (ambas obras, curiosamente, sobre el mismo tema: la desventurada figura de un trovador medieval enamorado de una mujer casada y que morirá por ese amor).

"Rimas" para ver, escuchar y sentir



Las Rimas de Bécquer son quizás el poemario más influyente de toda la historia de nuestra literatura. Sus golondrinas, su arpa, su "qué es poesía, poesía eres tú", su pupila azul, su "por una mirada, un mundo...", sus suspiros que son aire y van al aire... suenan y resuenan aquí y allá, y los versos de Gustavo Adolfo han servido de ejemplo, inspiración e influencia para casi todos los poetas en castellano que vinieron después.

Pero sus versos han sido (y seguirán siendo) recitados, cantados, adaptados... En Internet podéis encontrar miles de versiones (algunas más afortunadas que otras, la verdad), y aquí os dejo unas cuantas para ver si os sirven a vosotros de inspiración para hacer vuestra propia versión audiovisual de alguna (o varias) de las Rimas de Bécquer. Ya sabéis: podéis recitarla, a una o varias voces; podés filmar simplemente esa rectación (mejor si fuera convenientemente caracterizados);podéis dramatizarla; podéis ponerle música de fondo e imágenes; podéis hacer un video poema con imágenes, texto y música.. Lo que queráis, solos o en equipo. Podéis conseguir hasta medio puntito extra para cualquiera de las próximas evaluaciones.

Ganador conocido de "Bécquer desconocido"


Nuestro concurso en torno al documental Bécquer desconocido ya tienen ganador, que es, ni más ni menos que....

Romanticismo... y humor



Como ya hemos pasado un examen romántico, y mientras esperamos notas (glubs) ya podemos reírnos. Aquí tenéis un par de vídeos que os pueden ayudar, ahora que podéis reconocer los escritores y obras que parodian...

Cuando me lo contaron...

XLII
Cuando me lo contaron sentí el frío
de una hoja de acero en las entrañas,
me apoyé contra el muro, y un instante
la conciencia perdí de donde estaba.

Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma,
¡y entonces comprendí por qué se llora!
¡y entonces comprendí por qué se mata!

Pasó la nube de dolor... con pena
logré balbucear breves palabras...
¿Quién me dio la noticia?... Un fiel amigo...
Me hacía un gran favor... Le di las gracias.




¿Qué le contaron? ¿A quién? ¿Por qué? ¿Quiénes son los tres personajes implicados en esta situación? ¿Qué relaciones existían entre ellos? ¿Cómo han llegado a la situación que recoge el poema? ¿Qué ocurrió después?

Vosotr@s tenéis que dar respuesta a  estas preguntas  en un relato. Echad a volar la imaginación, y con ella, cread los personajes, las relaciones, la historia, con todos sus detalles. Puede ser como vosotros queráis, siempre que el poema encaje en ella.. Para los detalles, tenéis total libertad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...