Para poner un pie en la Edad Media


Época guerrera y apasionada, oscura y espiritual, supersticiosa y religiosa; poblada por juglares y trovadores, reyes y nobles, campesinos y burgueses, judíos y musulmanes, cristianos y mozárabes, héroes y frailes. Llena de pergaminos, de letras góticas, de castillos, de aldeas llenas de lodo, de cortes llenas de palabras galantes y música de instrumentos, de sencillos cantos populares y retorcidas canciones de amor, de frases solemnes en latín y familiares en romance... Esta es la Edad Media, tan añorada por algunos después como en realidad desconocida por otros, y a ella nos acercaremos las próximas semanas.

Os dejo la introducción que hemos manejado en clase, donde os destaco lo más importante de la Edad Media en la Peninsula (especialmente aquello que más nos interesa para acercarnos a su literatura), y un par de vídeos que tal vez os ayuden un poco a empaparos del ambiente de aquella época, que es en la que nacen y de la que se nutren los textos que leeremos y comentaremos.

Viaje por la literatura española

Iniciamos ahora un viaje por la literatura española, desde sus orígenes (allá por los siglos XI o XII) hasta el siglo XIX. Un recorrido largo y apasionante, pero en el que tenemos que darnos prisa, porque no contamos con demasiado tiempo. Así que para situaros desde el primer momento, aquí os dejo un itinerario, en forma de panorama general, de lo que vamos a recorrer durante los próximos meses.

1.-EDAD MEDIA (siglos XI-XV).- Empezamos por esta etapa, oscura desde lejos, de monjes copiando manuscritos en monasterios, juglares divertidos, monjes serios como Berceo o vividores como el Arcipreste de Hita, nobles guerreros y heroicos como El Cid Campeador, y nobles poetas como Jorge Manrique, cuentos con moraleja, gente cantando canciones de amor y de fiesta, romances circulando de boca en boca, novelas de caballerías o sentimentales hechas en y para la corte,  o judíos conversos críticos y mordaces como Fernando de Rojas.





2.- RENACIMIENTO (siglo XVI)- En el primero de nuestros Siglos de Oro, se recupera la Antigüedad clásica, su literatura, sus ideales y su espíritu: el hombre, de nuevo, centro y medida de todas las cosas, el sueño de ser bueno en armas y en letras, los altos ideales de amor perfecto, belleza serena, felicidad, equilibrio, fama y heroísmo. Era la época en la que el sol no se ponía en nuestro imperio, por el que pululaban caballeros poetas como Garcilaso, monjes haciendo versos de amor como San Juan de la Cruz o eruditos como Fray Luis de León, la literatura pastoril y caballeresca, y el nacimiento de los "pícaros" con el primero y tal vez más importante: un pregonero de Toledo que de niño fue el Lazarillo de Tormes.

El teatro: la literatura hecha magia.

Llegamos, en este repaso de los grandes géneros  literarios (con sus subgéneros, por supuesto) al género dramático o teatro. Y es que aunque poniéndonos estrictos no todas las obras dramáticas son en realidad obras de teatro (es decir, escritas por sus autores no para ser leídas, sino representadas sobre un escenario), la mayoría sí, así que la identificación entre ambos términos no es del todo incorrecta.

El teatro es el género más especial y complejo, porque es literatura pero también mucho más: es espectáculo, es industria, es negocio, es magia. Implica a muchas más personas que a un simple autor (productores teatrales, directores, decoradores, actores, iluminadores, técnicos de sonido, y etc. etc. etc.) y, sobre todo hasta la irrupción del cine y la Televisión, tenía mucha más repercusión pública. Y es que antes de que las pantallas cambiaran nuestro ocio y nuestras vidas, era el teatro el gran (y en muchos momentos único) espectáculo de masas, que levantaba polémicas, discusiones y pasiones, y donde más se notaban modas, gustos, adelantos técnicos y cambios sociales.

Y a pesar de la agresividad de su competencia (es innegable que cine, televisión y deportes están muuuucho más generalizados que los espectáculos teatrales), el teatro ha pervivido, y con etapas mejores y peores, continúa enganchando a espectadores cautivados por la magia que se produce cuando las luces del público se apagan y se levanta el telón.... Por algo será.

Aquí teneís la presentación con lo esencial (sólo lo esencial, porque el teatro es un fenómeno amplísimo, complejo y apasionante) que tenéis que conocer sobre todo esto.

Propuesta-concurso: "A la caza del recurso".

El PRIMER@ que identifique correctamente TODOS los recursos estilísticos que aparecen en las  secuencias de la presentación, tendrá medio punto más en la 1ª evaluación.
Para participar, tened en cuenta estas normas:
  • Deberéis mandarme la respuesta a mi correo (teresalosad@gmail.com)
  • Tenéis que indicar el número de secuencia (aparecen numeradas de la 1 a la 20), y al lado simplemente el nombre del recurso o recursos que aparecen en cada una:
    • No hay que dar más explicacíones, simplemente el nombre de los recursos.
    • Hay secuencias en las que hay un solo recurso, pero hay muchas en las que hay más.

¡Suerte y ojo!

Canciones llenitas de recursos


Ya hablamos de la estrechísima relación que existe entre poesía y música, entre poemas y letras de canciones: muchos de los textos antiguos que hoy leemos como poemas eran en realidad letras de canciones, muchos poemas se convierten en canciones y muchas canciones son, en realidad, poemas.

Pero igual que ocure con los poemas no musicados, y dejando gustos personales aparte, hay letras de canciones de más calidad y de menos (literariamente hablando: algunas canciones maravillosas lo son por su música, y no por su letra, que puede ser repetitiva o simplona), más trabajadas y menos. Así que, aunque en casi todas podemos encontrar alguna de las figuras retóricas que estamos trabajando estos días, yo os propongo algunas para practicar un poco más.

Se trata de que elijáis una de las siguientes canciones y analicéis su letra. ¿Qué tendréis que hacer? Lo siguiente:
1.- Indicar su tema y resumir y/ o explicar su contenido.
2.- Hacer el esquema de rimas (ojo: no es necesario contar las sílabas métricas, simplemente hacer el esquema de rimas, representando los versos que riman con letras). Indicad de qué tipo de rima se trata, y si reconocéis alguna de las estrofas que hemos visto, indicadlo (si no, pues nada).
3.- Señalar cuál es el estribillo (si lo hay).
4.- Analizar la lengua y los recursos: determinad si se utiliza una lengua culta, estándar, vulgar, coloquial, etc. (en muchas canciones aparecen rasgos de distintos niveles y registros) e intentad señalar los recursos estilísticos más importantes, tratando de explicar su valor con respecto al contenido de la canción; es decir, qué ideas expresan, destacan, enfatizan.

Os dejo el vídeo de las canciones y un enlace a la transcripción de la letra (os recomiendo que utilicéis esta transcripción que yo os doy y no otra, porque en la red encontraréis transcripciones muy liosas -e incluso erróneas- que os pueden complicar mucho sobre todo el análisis de la rima)

Como siempre, los que tenéis blog subid vuestro análisis a él, acompañado del vídeo y la transcripción de la letra. Los que no, podéis mandármelo por correo o entregármelo en mano en clase. El plazo termina el 30 de Enero, para que el tiempo no sea un problema. Así que podéis entregarlo para que os cuente de cara a la 1ª evaluación o a la 2ª (o incluso a ambas: podéis hacer una antes del 8 de diciembre y otra después).

Huecco y Hanna: Se acabaron las lágrimas (la letra, aquí)


(Por cierto, hoy, 25 de Noviembre, es el Día Mundial de la lucha contra la violencia de género, para recordarles a todas aquellas mujeres que sufren maltrato, muchas veces en silencio, que no están solas)

Recursos estilísticos: ejercicios interactivos



Como esto de los recursos estilísticos no hay otra forma de aprenderlo (al menos de forma efectiva y duradera) que la práctica, os dejo unos cuantos ejercicios estilísticos (yvmás adelante dejaré alguna que otra actividad). En todos, tenéis que relacionar recursos estilísticos y ejemplos. Pinchad aquí, aquí y aquí.

Recursos estilísticos y publicidad: amigos para siempre.


Los recursos estilísticos o figuras retóricas sirven, entre otras cosas, para llamar la atención sobre la propia forma del mensaje, así que no es extraño que la publicidad (que lo primero que pretende es eso: llamar la atención, que el receptor se fije en el producto o la idea que publicita) los utilice constantemente. Los eslóganes publicitarios están llenitos de figuras retóricas; por ejemplo:

  • CALAMBUR: "No compre sin ton ni son. Elija Tomhson" (electródomésticos Tomhson) "Raestreator, lo rastreá tó" (comparador de seguros online)
  • PARONOMASIA: "El que sabe, saba" (electródomésticos Saba) "Qué menos que Monix" (baterías de cocina Mónix") "Hipercor, precio hipermejor")
  • INTERROGACIÓN RETÓRICA:"¿Te gusta conducir?" (Automóviles Bmw)
  • ANTÍTESIS: "Estamos muy cerca para llevarte muy lejos" (Teléfonos Nokia)
  • EPANADIPLOSIS: "Vuelve, a casa vuelve....por Navidad" (Turrones el Almendro) "Personas que cuidan de personas" (seguros Mapfre)

Recursos estilísticos: la magia y la prestidigitación de las palabras.


Los recursos estilísticos, figuras retóricas o figuras literarias son esos "trucos" que emplean los escritores bien para embellecer su obra, bien para llamar la atención, bien para destacar o expresar más enfáticamente algo. Como la métrica, forman parte del código específico de la literatura y de la función poética del lenguaje, y su estudio fue sistematizado ya en la Antigüedad Griega por una disciplina llamada Retórica (entre cuyos máximos representantes está nada más y nada menos que el filósofo Aristóteles), que en sentido estricto se encargaba del arte de convencer y todos sus recovecos. Allí encontraban oradores (y poetas) todo un inventario de estos "trucos" que iban a hacer más expresivas, bellas o convicentes (según la intención de cada uno) sus creaciones orales o escritas.

Y es que el uso de estos "trucos expresivos" no es ni muchísimo menos exclusivo de la literatura: oradores, abogados en sus alegatos y publicistas, por ejemplo, las usan de forma constante y consciente. Incluso en situaciones más o menos cotidianas empleamos algunas de ellas (para convencer, para emocionar, para persuadir...), y ya os pondré unos cuantos ejemplos de su uso en publicidad, y no solo en el lenguaje verbal que se utiliza en los anuncios, sino también en sus imágenes.

De momento, y para que vayáis familiarizandoos con ellos, y sobre todo, con la técnica de analizarlos y comentarlos, aquí os dejo la presentación que empleamos en clase, y un par de enlaces que pueden seros muy útiles.

Bienvenidos al mágico mundo de metáforas, anáforas, hipérboles y otras especies que alimentan la magia de las palabras. Que vuestra estancia sea larga y agradable.

Crucigrama métrico

Para solucionarlo, sólo tenéis que emplear algunos de los términos y conceptos de métrica que estamos repasando. Y para verlo en grande, solo tenéis que pinchar aquí.

Métrica: ejercicios interactivos (¡cómo no!)


Para todos aquellos que queráis practicar un poco más todo esto de la métrica, aquí tenéis unos cuantos ejercicios interactivos fáciles y cómodos:

Ya me contaréis qué tal...

Poesía... eres tú.... (y de paso, los subgéneros líricos)

Los poemas suelen ser papel mojado
MARIO BENEDETTI
De poetas, genios y locos, todos tenemos un poco
REFRÁN POPULAR

Leo poemas al azar,
leo casi sin pensar en lo que leo.
Cuando me encuentro un verso triste,
siento en el alma como una caricia.
No es que me alivie la tristeza ajena;
es que me siento menos solo.
ÁNGEL GONZÁLEZ

¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.
GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER


ERATO, musa de la poesía en la mitología griega.

Aquí os dejo la clasificación de los subgéneros de la lírica, y unos cuantos textos, frases y una película  sobre la poesía. Para que os ayuden a leer, comprender y situar poemas, y así, poco a poco. lleguéis a vuestra propia definición y vuestra propia idea de qué es poesía (que´el "poesía eres tú" de Bécquer también puede interpretarse así...). Porque yo no me atrevo a daros una.

Y es que la mejor definición de qué es poesía sólo puede darla un poeta. Y por eso, yo os animo a encontrarla de la mano de ese poeta, o ese genio, o ese loco, que también lleváis dentro.

Métrica: versos, rimas, estrofas, poemas



Ahora que estamos enfrascados en esto de contar sílabas, comprobar rimas, hacer esquemas métricos y determinar estrofas, os dejo un par de enlaces que os pueden ser muy útiles.

El primero es una página teórica, "Curso de métrica", en la cual, tras una introducción que os explica un poco la diferencia entre verso y prosa (ya sabéis: el verso, a diferencia de la prosa, tiene ritmo, y el ritmo se basa en la repetición: todo en la métrica no son más que repeticiones, de número de sílabas, de finales, de disposición de los versos, etc.), repasa los distintos aspectos que comprende la métrica: versos, rima, estrofa, poemas y, además, figuras literarias.

El segundo es un Libro Interactivo que nos ofrece la página "El tinglado", que además de presentar de forma muy clara las nociones básicas, incluye actividades para que podáis repasarlas y ponerlas en práctica.

Espero que os sean útiles.

Os dejo además un celebérrimo poema cuyo tema es, además, la propia forma métrica en que está escrito (es lo que se llama "metapoesía"; es decir, poesía sobre la propia poesía). Su autor es uno de los grandes genios de nuestra literatura, Lope de Vega, un verdadero mago de la palabra que, según la leyenda, improvisó este poema cuando una dama llamada Violante, conociendo su fama de poeta extraordinario, le pidió que le hiciera un soneto, una de las formas tradicionales que medían la habilidad de cualquier versificador que aspirase a ser considerado bueno. Y dicen que allí, en un par de minutos, el gran Lope, apodado por su contemporáneo y rival literario Miguel de Cervantes como "Fénix de los Ingenios", recitó esto. Como un mago que es capaz de sacar un ramo de flores de la nada.

Narraciones por receta


Ahora que ya dominamos los ingredientes de la narración, vamos a combinarlos para hacer una receta y, a partir de ella, una narración. Se trata de que penséis primero las características de vuestra narración con respecto a cada uno de sus elementos (argumento, personajes, narrador, espacio, tiempo, estructura, técnicas de representación de las voces), y luego, ciñéndoos a ellas escrupulosamente, hagáis una narración:

Crucigrama narrativo



Para que os vayáis quedando con los términos narratológicos que estamos empezando a manejar, aquí tenéis un crucigrama. Si queréis verlo en grande, pinchad aquí.

Narraciones en serie


La Narratología es la ciencia que se ocupa del estudio y análisis de la narración, y nosotros hemos trabajado algunos de sus principios y conceptos para introducirnos en los géneros literarios narrativos. Pero por supuesto, puede aplicarse a todo tipo de narración, y la que utiliza imágenes combinadas o no con palabras, también admite el mismo análisis, ya que presenta características y técnicas muy similares. Y en este apartado debemos incluir cómics, peliculas y series de TV.

Así que, como seguramente con este tipo de narraciones sí que estais bastante familiarizados, os propongo como actividad voluntaria (con su nota, por supuesto) que hagáís el análisis narratológico de una serie de televisión; ya sabéis: una de esas narraciones divididas en capítulos, que existen desde que la tele es tele y que ofrecen una variedad suficiente para cualquier gusto: desde los entrañables dibujos ánimados infantiles, a la acidez de otros como los Simpsons, a los sentimientos exacerbados de los "culebrones", al misterio de series de investigación policíaca, el costumbrismo nostálgico de "Cuéntame cómo pasó", el desenfado juvenil de "Física o química",  las aventuras de ambientación histórica de "´Águila roja" o el humor caricaturesco de "Aquí no hay quien viva" (por poner solo algunos ejemplos)  .

Pues lo que tenéis que hacer es elegir una de estas series (creo que sobra aconsejaros que elijáis una que conozcáis muy bien, porque la habéis seguido con atención y, si es posible, entusiasmo) y apliquéis el análisis de los elementos de toda narración (pinchad aquí los desmemoriados), con alguna leve variación que os detallo a continuación.

Los géneros literarios y el fascinante mundo de la narración.


Como dijimos, la literatura es el arte que utiliza el lenguaje, o sea, que es una forma peculiar de comunicación en la que cada elemento del proceso comunicativo presenta características diferetnes a otros procesos. Y uno de esos elementos era el código, que en literatura es doble: por una parte, la lengua o idioma en que se crea una obra literaria, y por otra, una serie de convenciones literarias que lectores y escritores manejan. Y nosotros debemos manejarlas también ,si queremos conocer adecuadamente este fenómeno.

Así que en los próximos días nos centraremos en el repaso (y profundización) en algunos de los elementos propios de ese código específicamente literario, fundamentalmente en tres: los géneros literarios, la métrica y los recursos estilísticos. Y esto será importantísimo, porque servirá para que comencéis a manejar los conceptos básicos que emplearemos para analizar obras de distintos períodos literarios el resto del curso.

Comenzamos por los géneros literarios. Arriba tenéis la presentación sobre ellos, su definición, cuáles son y un repaso por la narrativa (sus elementos y principales características)...

¡Ánimo!

"Hotel Rwanda"


El viernes pasado asisitimos a la proyección de la película “Hotel Rwanda” en el cine de Fuentes, dentro del programa Un día de cine, organizado por el IES Pirámide de Huesca y de la Semana del Cine y la Imagen de Fuentes de Ebro, y ahora os propongo que hagáis una “reseña-critica-reflexión”. tanto sobre la película como sobre las actividades de reflexión y debate que sobre ella se os propusieron, contando con el apoyo de la estupenda Guía didáctica elaborada por los organizadores.

Para ello, deberéis redactar un texto de acuerdo con el siguiente guión:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...