XX Concurso Literario "Benjamín Jarnés"


 

 
Como todos los años, el Departamento de Lengua Castellana y Literatura de nuestro instituto ha convocado su Concurso Literario "Benjamín Jarnés", al que pueden presentarse todos los alumnos de Fuentes de Ebro, Sástago y Belchite.

Hay dos modalidades:
-Cuento: tema libre, máximo de 5 folios a doble espacio.
-Poesía: tema libre, máximo de cincuenta versos. Cada alumno solo puede presentar como máximo dos poesías.

Y hay dos niveles:
A) 1º, 2º y 3º de ESO
B) 4º de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos.
 
El jurado estará compuesto por los componentes del Departamento de Lengua Castellana y Literatura de nuestro insitituto y de las secciones de Belchite y Sástago.
 
Hay cinco premios diferentes muy jugosos:
  • Para el nivel A hay dos premios (uno de poesía y otro de cuento) de 60 euros en material didáctico cada uno.
  • Para el nivel B hay otros dos premios (poesía y cuento) de 70 euros en material didáctico.
  • Aparte, la Asocación de Padres de Alumnos ofrece un premio de 150 euros en metálico al mejor trabajo de cualquier modalidad y nivel
 
Así que yo creo que merece la pena participar, pero tened en cuenta que el fallo del jurado será inapelable (no se puede protestar ni rebatir: hay que admitirlo sin rechistar, y confiar en que el jurado, como tal, tendrá buen criterio) y podrá declarar desiertos los premios (si considera que ninguno de los trabajos presentados tiene una calidad mínima... pero esperemos que esto no suceda.)
  
Tenéis de plazo hasta el 2 de marzo a las 12.30 de la mañana para presentar vuestros trabajos en la Conserjería de nuestro instituto. Deberéis presentarlos por triplicado, firmados con pseudónimo o lema y acompañados de un sobre cerrado, en el que por fuera aparezca el pseudónimo, y en cuyo interior se incluya una nota con los datos del autor (nombre, apellidos y curso).
 
Sabremos quiénes son los ganadores durante la Semana Cultural (18-19 de Marzo). Los autores premiados deberán entregar su texto en formato digital al recoger el premio.
 
¡Ánimo y a ello!

Una oportunidad para la paz



1969.- Durante la Guerra de Vietnam, los recién casados John Lennon y Yoko Ono deciden aprovechar la popularidad de su matrimonio -se habían casado el 20 de marzo- para hacer una revindicación pacífica de la paz (no podía ser de otro modo, claro), y así, pasan su luna de miel, del 25 al 31 de marzo, metidos en la cama de una habitación de un hotel de Amsterdam, cuyas puertas están abiertas para la prensa desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche.

Los periodistas acudían esperando un numerito escandaloso, porque la pareja tenía fama de disoluta, atrevida y transgresora por haber aparecido desnudos en la portada de un disco. Pero lo que se encontraban era al feliz matrimonio sentado tranquilamente, rodeados de carteles en los que se leía "Peace" y "Peace in bed".

Un reportero le preguntó a John qué pretendía con aquello, y él respondió: "Todo lo que estamos dicendo es que le demos una oportunidad a la paz". Dice la leyenda que esta frase, que surgió en aquel preciso momento de forma espontánea, le gustó tanto que decidió escribir una canción a partir de ella, y que llegó incluso a tararearla ya en aquella "encamadada", como él mismo la llamó.

Para convertirla en disco, alguiló una grabadora de ocho pistas y lo hizo también en la cama, en su segundo "encamamiento" por la paz, que tuvo lugar en un hotel de Montreal, loa ciudad canadiense más próxima a la frontera de los Estados Unidos´(y la que recoge precisamente el video clip). Él había planeado en un principio hacerlo en Nueva York, pero los servicios de inmigración estadounidenses prohibieron la entrada de Lennon en el país, poniendo como excusa su defensa convencida de las drogas, aunque seguramente les incomodaba la postura de Lennon y Ono, de continua protesta por una guerra terrible que el gobierno estadounidense promovía y justificaba.

El final de la letra alude a algunos de los presentes en aquella grabación en la cama, como los propios John y Yoko, Timothy Leary (psicólogo y ensayista defensor del uso terapéutico del LSD) o Allen Ginnsberg (poeta de la generación beat estadounidense, coetáneo y amigo de Jack Kerouac, Bob Dylan o Patti Smith)

Hoy, 30 de Enero de 2012, se celebra, como todos los años, el Día Mundial de la Paz. Y sigue siendo tan necesario como entonces y como antes, porque no ha habido un día en la historia conocida de la humanidad en que en alguna parte de nuestro maltrecho planeta la paz no brillara por su ausencia. Y la asuencia de paz es terrible. De lo peor que nos puede suceder. Así que sigue siendo necesario entenderla, cuidarla, mimarla, reivindicarla, proclamarla y practicarla.

Así que si tú conoces (o te apetece buscar) alguna cita, alguna canción, alguna persona, algún libro, alguna película, alguna historia, algún vídeo, algún poema, algo o alguien que contribuya  a la lucha por la paz, ponla y coméntala en un comentario a este post, o bien en una entrada en tu blog (que sí, que habrá nota, como siempre, aunque de verdad que muchas veces la nota es lo de menos).

Yo ya he puesto la mía, porque siempre he admirado a John Lennon, por su radical defensa de la paz, porque canciones como esta nos siguen haciendo más falta que nunca, y porque irónicamente él moríría víctima de la violencia que tanto (y tan bien) se dedicó a rechazar.

Propuesta-concurso: "Ars ligandi"


Ya vimos como el Arcipreste de Hita, en su Libro de Buen Amor, incluía una adaptación al castellano (y a la cuaderna vía) de una obra latina, concretamente de Ovidio, titulada "Ars amandi", o sea, "Arte de amar", una especie de manual para aprender a ser un buen amante. Y ya vimos que tanto la adaptación como el original ofrecían una serie de consejos (los del Arcipreste, salpicados de exempla que los corroboraban, como el del Pintor Pitas Payas) sobre los aspectos más importantes implicados en el éxito amoroso: desde qué mujer elegir, a cómo comportarse, cómo no comportarse, cómo tratarla y cómo no tratarla...

Pues bien, ahora yo os propongo, como actividad voluntaria y propuesta-concurso, que vosotr@s eleaboréis un "Ars ligandi", o "Arte de ligar": un manual en que reunáis aquellos consejos que os parezcan importantes para triunfar en el antiquísimo y nobilísimo arte del ligoteo.

Independientemente de vuestro éxito personal o vuestro conocimiento en este campo, yo os sugiero que hagáis un manual para ligar a vuestro sexo; es decir, si sois chicas, que ofrezcáis un manual para que los chicos (heterosexuales, claro) triunfen al ligar con vosotras, y si sois chicos, un manual para que sean las chicas las que arrasen entre vosotros. Porque seguro que sabéis mucho de lo que os gusta, y lo que no os gusta, a vosotr@s, vuestr@s amig@s y/o vuestr@s conocidos.

Ahí van algunas sugerencias (pero como siempre, tenéis total libertad):

Siglo XV: España, los Reyes Católicos, el fin de la Reconquista y el comienzo del Nuevo Mundo


El siglo XV es un siglo de transición, es más: es casi un puente entre dos mundos, el medieval y el renacentista. Así que en él encontraremos rasgos de ambos, conviviendo, mientras desaparecen lentamente los primeros y se hacen cada vez más fuertes los segundos.

En la Península, serán fundamentales unos reyes, los Reyes Católicos, y un año, 1492, que se suele mencionar como el año final de la Edad Media, la estocada definitiva del mundo medieval y la puerta de entrada en el mundo moderno. En ese año, los Reyes Católicos ponen fin a ocho siglos de guerra reconquistando Granada, último resto del imperio musulmán; Colón descubre América patrocinado por Castilla (todo un choque para la concepción del mundo que se tenía y, sobre todo, de cómo conocerlo: quedaba claro que la revelación divina no era suficiente e incluso podía ser un lastre... había otra vida más allá del teocentrismo medieval); y también los Reyes Católicos, dando refrendo legal a actitudes muy extendidas desde la crisis del XIV, y en aras de reforzar la recién estrenada unidad  de España (política, social, cultural y religiosa) decretan la expulsión de todos aquellos que no fueran cristianos. Judíos y musulmanes se ven entonces en la tesitura de convertirse o emigrar, y los que se quedan lo harán situados en el punto de mira del férreo tribunal de la Santa Inquisición y el recelo de los "cristianos viejos".

Y mientras perviven la cultura y la literatura populares, con más fuerza que nunca (y por fin, se recogen sus textos por escritos), surge paralela una cultura y una literatura cortesana, noble, refinada y artificiosa, y asoma crítica la voz de la burguesía con la pluma del converso Fernando de Rojas, que hace un retrato feroz de este mundo en la obra que vamos a leer, uno de nuestros grandes clásicos indiscutibles: La Celestina.

Aquí os dejo....

Historias con moraleja


Vais a hacer algo similiar a lo que hizo el infante Don Juan Manuel en "El Conde Lucanor": actualizar y contextualizar un cuento con moraleja, escribiendo un relato insertado en una historia- "marco" y con una estructura similar a la utilizada por el noble castellano en el siglo XIII

. Es decir, que las partes de las que deberá constar vuestro relato serán:
  • Una introducción, en la que presentéis a un personaje que tiene un problema o se ve ante un dilema y le pide consejo a otro. Tenéis muuuchas posibilidades: puede ser un hijo a su padre/ madre, alguien a su hermano mayor u otra persona de confianza, un amigo a otro, etc. etc. Y el dilema o problema también puede ser el que vosotros queráis. El único requisito es que sea más o menos actual.
  • La respuesta de la persona consultada, que constará a su vez de dos partes:
    • Primero, el relato de una historia relacionada con el problema inicial. Puede ser una fábula o apólogo de los de  "toda la vida", algún relato que conozcáis por el motivo que sea o, por supuesto, una historia inventada por vosotr@s (esta sería la opción de más mérito, claro está). Aunque la  historia sea conocida, no plagiéis, es decir: no copiéis. Recreadla, escribidla con vuestras propias palabras, y atreveos también a añadir o modificar detalles.
    • Segunda, la explicación de la moraleja o enseñanza que se extrae de la historia y su relación con el problema inicial planteado.
  • Una conclusión, en la que contéis si la persona hizo caso del consejo, y qué tal le fue. Podéis también nombraros a vosotros mismos en 3ª persona y resumir la moraleja en un pareado final...
Os recuerdo que tenéis a mano varios ejemplos de El Conde Lucanor para tener claro el procedimiento. El viernes veremos los resultados. Los que tengáis blog, como siempre, subidla a él.

Algunos cuentos de "El Conde Lucanor"


Aquí tenéis unos cuantos cuentos extraidos de la obra de D. Juan Manuel, El Conde Lucanor, y así veréis las principales características que explicamos sobre él: 
  • La integración de los exemplos en la historia-marco,
  • La estructura de los capítulos (que es la misma en todos), 
  • El tipo de enseñanza o moraleja que se extrae de los cuentos (siempre más práctica que moral) 
  • Su adaptación a la mentalidad del siglo XIV e incluso a la personalidad de su autor; por ejemplo, la preocupación por la honra, la estimación social, las apariencias (importante ya desde el Cid, y ya veréis en los próximos siglos), o la desconfianza ante el posible engaño, la necesidad de buscar una certeza acerca de sí podemos confiar en los demás o no. Apuesto a que el infante D. Juan Manuel era un gran desconfiado (quizás porque las circunstancias de un alto noble de su época le obligaban a serllo).

Y seguro que entre alguno de estos relatos reconocéis algunos muy conocidos... y os harán reflexionar sobre algo (o incluso daros cuenta de ello). Que de eso se trataba.
Y si queréis, podéis leer algún relato más pinchando aquí, donde tenéis los 51 que componen la obra.


"El Conde Lucanor", de Don Juan Manuel

Otra gran obra del siglo XIV, convertida ya en un clásico por el transcurso de los siglos, es El conde Lucanor o Libro de Patronio, del infante Don Juan Manuel, miembro de la alta nobleza (era, nada más y nada menos, sobrino del rey Alfonso X El Sabio) y continuador de la andadura que la prosa había iniciado el siglo anterior: por una parte, continúa la labor de su tío en la consolidación del género; por otra, recoge la tradición oriental de las colecciones de exempla con historia- marco, que habían circulado hasta entonces por traducciones (y que también el Arcipreste de Hita, contemporáneo suyo,  incluía con abundancia en su Libro de Buen Amor.)

Lo que hace D. Juan Manuel en esta obra es precisamente recrear o adaptar más de 50 exempla de distinta procedencia (esas colecciones orientales, cuentos tradicionales castellanos, fabulistas clásicos como Esopo, historias bíbilicas...), adaptarlos a la realidad del siglo XIV y ponerles una historia- marco muy sencilla: la de un joven noble, el conde Lucanor, que se encuentra a menudo en situaciones "complicadas" sobre las que consulta a su ayo Patronio, lleno de experiencia y sabiduría,que le responde mediante una historia con moraleja relacionada con el problema planteado.

La obra muestra una moral práctica, orientada a saber qué hacer para que a uno le vaya bien (reflejo de esa crisis de valores del XIV, en la que el Teocentrismo medieval perdía algo de su fuerza, y la preocupación por esta vida ganaba puntos) y un nuevo modelo de noble, que además de buen guerrero es culto e incluso escritor, modelo que triunfará a lo grande durante el siglo siguiente.

Aquí tenéis la presentación con lo básico que tenéis que saber sobre esta obra:

Vídeos sobre el "Buen Amor"


 El Libro de Buen Amor también ha servido de inspiración para crear a partir de él obras de teatro, películas y hasta canciones. Aquí os dejo algunos ejemplos.

El primero, la versión cinematográfica de 1975 protagonizada por Patxi Andión. Por supuesto, es una adaptación libre, es decir, una película inspirada en la obra del Arcipreste, sin seguirla al pie de la la letra:


Otra versión cinematográfica recrea el pasaje alegórico de la Batalla entre D. Carnal y Dª Cuaresma (de la película "El libro de Buen Amor 2ª, de 1976):




El enigma del "Buen Amor"


Ya en el siglo XIV, en medio de una crisis tremebunda, y con el mundo urbano y la burguesía creciendo poco a poco, aparece en el panorama literario una obra insólita y misteriosa: firmada por un tal Juan Ruiz, que además utiliza como escritor su cargo eclesiástico (Arcipreste de la localidad de Hita, en Guadalajara), utiliza mayoriariamente la estrofa de la cuaderna vía, asociada desde el siglo anterior al estamento clerical y su voluntad didáctica y moralizante Y sin embargo, el hilo conductor de esta obra heterogénea (es decir, formada por muchos elementos dispares, incluso contradictorios entre sí) es un tema en principio muy alejado de la mentalidad teocéntrica y ascética medieval: el amor.

Es más, la mayor parte del libro son historietas amorosas cuyo protagonista es el propio Arcipreste (aunque sabemos que muchas, al menos, no son reales: por ello el hilo conductor es una autobiografiá amorosa ficticia, en la que se van intercalando muchas otras cosas: reflexiones, consejos, exemplos, sátiras, elegías, cantigas, oraciones, parodias, etc. etc. etc. )

Y sí, el autor dice que él nos habla del "loco amor" (el amor humano, carnal, entre hombre y mujer) para desenmascararlo, demostrar sus tretas, sus engaños y sus peligros, y así , animarnos a buscar el "Buen Amor", el que no falla y hace bien, y no lleva al pecado sino a la salvación: el Amor de Dios... Peeeero, "como es humano pecar", dice, "si alguien lo quiere usar para dedicarse al loco amor, aunque el autor no se lo aconseje.... allá él". La ambigüedad está servida. ¿Cuál era la verdadera intención del Arcipreste? ¿De verdad guiarnos al amor de Dios? Pues en la obra hay muchos fragmentos que difícilmente van a contribuir a ello, o que no eran demasiado necesarios, y que da la impresión de que fueron introducidos por el autor porque eran divertidos, e incluuso hay pasajes en los que el amor humano es directamente ensalzado... ¿No sería su verdadera intención hablar del amor, que él conocía bien, y que es en realidad lo que él consideraba "buen amor", y divertir y entretener al lector, pero como era clérigo era obligada esa supuesta intención moralizante que él dice tener....? Y sin embargo, en la obra hay muchas composiciones religiosas serias, originales y sentidas.... Todas las interpretaciones son posibles y para todas las interpretaciones hay cosas que no encajan. Solo una conversación con el Arcipreste nos permitiría conocer esa verdadera intención.

 El Arcipreste insiste en dejar la interpretación en manos del lector. Y efectivamente, esa presencia de materiales muy distintos (profanos y religiosos, moralistas y divertidos, serios y burlescos, amenos y reflexivos, pesimistas y vitalistas...) permite también interpretaciones muy distintas, y que el libro haya interesado, entretenido y hasta fascinado a miles de lectores desde entonces hasta la actualidad, en la que se ha convertido en uno de nuestros grandes clásicos y, como casi todas las grandes obras, resulta muy difícil de clasificar e incluso de entender completamente. Quizás ese fuera su secreto...

Un poco de humor para la Clerecía



Porque hubo un momento en que el libro era una novedad exótica, y sin duda los clérigos, que eran los que los manejaban, hubieran agradecido un menú de Ayuda como el de nuestros ordenadores.

Y porque ya el Arcipreste de Hita le echó humor a toda aquella seriedad del Mester de su gremio... ¡Cómo no seguir su ejemplo!

"La casa de los espíritus" : la película





Unos diez años después de la pubicación de la novela, concretamente en 1993, se realizó una película basada en su argumento, dirigida por Bille August y con un reparto espectacular: Meryl Streep como Clara, Jeremy Irons como Esteban Trueba, Glenn Close como Férula, un jovencísimo Antonio Banderas como Pedro y Wynona Ryder como Blanca. La película fue todo un éxito, tanto de público, como de crítica, como de premios (y sin duda, por algo será)

Ahora bien, como era difícil condensar las 400 páginas del libro en dos horas de película, ya os aviso que faltan muuuchas cosas: se saltan una generación (Alba aparece como una niña, y es a Blanca a la que le ocurren cosas que en la novela suceden a la nieta), y no existen ni Nicolás, ni Jaime, ni Amanda ni Miguel. Además, hay muchas otras variaciones que podéis descubrir si os animáis a verla. La tenéis en diez partes en Youtube. Yo os dejo la primera. Luego, pinchad en este enlace, y en el margen derecho (el de vídeos relacionados) ya podéis ver las siguientes.

Y si tras verla os animáis a hacer una comparación, lo más detallada y completa que podáis, añadiendo vuestra opinión sincera y razonada tanto sobre el libro,  como sobre la película, como sobre la relación entre ambas, tendréis una nota extra (que dependerá, claro está, de la calidad de vuestro trabajo). Los que tengáis blog, subidla al blog. Los que no, podéis enviarmela por correo.





Siglo XIV: la crisis

Como veis, la palabra "crisis", tan omnipresente en nuestros días, no es ninguna novedad, y la situación que designa, tampoco (por desgracia). Es más, yo diria que es algo tan viejo como el mundo... Y de hecho, es la palabra que define el panorama del siglo XIV, en el que ahora vamos a adentrarnos. Un siglo marcado por la pobreza, las malas cosechas, las guerras, el hambre, la enfermedad (la imagen que encabeza este post recoge uno de los muchos entierros masivos que produjo la terrible epidemia de Peste Negra que asoló Europa), la muerte, las revueltas sociales o el antisemitismo. El mundo medieval se tambaleaba, y todo lo que parecía seguro y claro dejaba serlo.

 Todo esto, por supuesto, hizo mella en el ánimo y la mentalidad de las gentes, y contribuyó a que el pensamiento medieval comenzara a tambalearse y sus valores dejaran de ser tan sólidos. A ello contribuyó otro fenómeno: la aparición de la burguesía y las ciudades, que no encajaban en la estrucutra socioeconómica feudal (basada en la agricultura y las relaciones de sometimiento y protección entre campesinos, nobles propietarios de tierras e Iglesia). Es decir, que además de una crisis socieoconómica y política, se produjo toda una crisis de valores, y así, al lado del teocentrismo, el ascetismo y el moralismo típicamente medievales empiezan a aparecer otro tipo de actitudes, angustiadas, pesimistas ante la vida precisamente porque la valoran por sí misma, es decir, vitalistas, lúdicas e incluso un poco (muy poco todavía, ojo) antropocéntricas, más acordes al espíritu práctico de la burguesía, que vivía menos sometida a los valores tradicioinales porque sus inquietudes eran otras.

Prosa del siglo XIII: un rey y sus traductores, y muchos, muchos "exempla"


Ya hemos explicado que las peculiares condiciones sociales, económicas y técnicas de la Edad Media no favorecían el cultivo de la prosa en lengua romance. Por una parte, la inmensa mayoría de la población era analfabeta, por lo que creaba, consumía, transmitía y mantenía sus obras oralmente, de forma tradicional, con la memoria como su soporte básico (y creo que no es necesario insistir en las dificultades de memorizar una obra en prosa, frente al verso, en el que las repeticiones ya ayudan a recordar). Por otra, la escritura (el canal idóneo para la prosa) era algo minoritario, muy muy minoritario, lento y costoso. Y por otra, la lengua romance tenía que competir con la tradición consolidada del latín como lengua de prestigio y de cultura, y de ahí que ya de ponerse a escribir, la minoría culta prefiriera hacerlo en esa lengua que consideraban más culta y digna.

Así que no será hasta el siglo XIII cuando encontremos obras literarias en prosa, que responden a unas circunstancias determinadas. Por una parte, las colecciones de exempla (fábulas y apólogos, es decir, historias breves que transmiten algún tipo de enseñanza) con una historia marco, que llegaron a la Península desde oriente de mano de los árabes (supongo que os suenan tradiciones tan universales como "Las mil y una noches"... bueno, pues algo similar, es lo que nos encontramos en la Edad Media castellana) y que eran ´muy útiles para que los clérigos pudieran ilustrar y amenizar sus sermones.

Y por otra parte, tenemos a un monarca excepcional, muy interesado y activamente dedicado a la cultura y literatura en castellano, por ser la lengua común que podía unificar y dar esplendor a su reino, el de Castilla y León, donde convivían la cultura latina, hebrea y árabe, cuyo único medio de encuentro y entendimiento era la lengua cotidiana que se hablaba en el reino. Potenció muchísimo la Escuela de Traductores de la por aquel entonces capital, Toledo, y en colaboración con sus sabios, produjo traducciones y obras originales (históricas, científicas, legales, lúdicas...) que obligaron a fijar una norma ortográfica para el castellano (la primera de su historia) y además le ayudaron  a dignificarse frente al latín como lengua de cultura y de ciencia. Él era Alfonso X, y pasó a la historia con el apodo de "El Sabio".

Aquí os dejo la presentación sobre todo esto: 

Juglaría y Clerecía: las comparaciones no siempre son odiosas...


Es más: en ocasiones son hasta útiles para asimilar y clarificar conceptos. Así que vamos a empezar por comparar estas dos corrientes o escuelas literarias de la Edad Media. Deberéis señalar las semejanzas y diferencias entre el Mester de Juglaría y el Mester de Clerecía, cuyas principales características ya hemos explicado. Procurad seguir un orden y atender a todos los aspectos que definen ambas escuelas, o sea:
  • Estatus social de los autores
  • Público al que se dirigen.
  • Intención /función.
  • Forma de transmisión.
  • Géneros que cultivan.
  • Temas que tratan
  • Fuentes que manejan
  • Métrica.
  • Lengua y estilo.

 
Los que tengáis blog, deberéis publicar vuestras conclusiones en él.

11 de Septiembre... de 1973

"-La opinión pública no se lo permitirá -replicó Gómez- Esta es una democracia. No es una dictadura y nunca lo será.
-Un siempre piensa que esas cosas pasan en otra parte -dijo Miguel-.Hasta que también nos pasa a nostros."
ISABEL ALLENDE: "La casa de los espíritus"


En 1970 llegaba al poder en Chile, gracias al respaldo del pueblo en las urnas, el primer dirigente marxista de su historia, Salvador Allende. Durante su breve mandato, realizó una política que, con luces y sombras, intentaba llevar a cabo una redistribución de la riqueza, y para ello, entre otras medidas, nacionalizó varias empresas, entre ellas las que se dedicaban a la explotación del cobre, lo que chocó con intereses extranjeros, especialmente de Estados Unidos. Y así, comenzó la conspiración para intentar derrocarlo del gobierno.

El 11 de Septiebre de 1973, un grupo de militares chilenos, encabezados por el general Augusto Pinochet y respaldados por la CIA, se levantaban en armas contra el gobierno de la Unión Popular de Allende, bombardeando el palacio de la Moneda, su residencia. Allí, el presidente retransmitiría su último discurso a través de Radio Magallanes, la única que no había sido cerrada ni controlada por los golpistas. Un discurso mítico, donde declaró su voluntad de no rendirse ni huir (los propios militares le ofrecían los medios para escapar al exilio), sino permanecer junto a su pueblo, que había confiado en él, hasta el final, con la esperanza de que a pesar de lo terrible de los acontecimientos de aquel día, llegaría otro en que brillaría un nuevo mundo de justicia, libertad e igualdad.

Efectivamente, Allende murió aquel mismo día. Durante años se creyó que había sido asesinado por los militares que tomaron el palacio, pero hace poco la autopsia de su cadáver reveló que se había suicidado antes de ser apresado, seguramente con el mismo fusil que le había regalado el dirigente marxista cubano Fidel Castro, que había visitado poco antes Chile.

"La casa de los espíritus": claves, pistas y pautas.

"-Esto sirve para tranquilizarnos la conciencia, hija -explicaba a Blanca-. Pero no ayuda a los pobres. No necesitan caridad, sino justicia."

"-No sería la primera vez que carga contra los estudiantes -observó alguien.
-La opinión pública no se lo permitirá -replicó Gómez- Esta es una democracia. No es una dictadura y nunca lo será.
-Un siempre piensa que esas cosas pasan en otra parte -dijo Miguel-.Hasta que también nos pasa a nostros."

"Clara trajo la idea salvadora de escribir con el pensamiento, sin lápiz ni papel, para mantenerse la mente ocupada, evadirse de la perrera y vivir. Le sugirió, además, que escribiera un testimonio que algún día podría servir para sacar a luz el terrible secreto que estaba viviendo, para que el mundo se enterara del horror que ocurría paralelamente a la existencia apacible y ordenada.de los que podían tener la ilusión de una vida normal, de los que podían negar que iban a flote en una balsa sobre un mar de lamentos, ignorando, a pesar de todas las evidencias, que a pocas cuadras de su mundo feliz estaban los otros, los que sobreviven o mueren en el lado oscuro."

"La memoria es frágil y el transcurso de una vida es muy breve y sucede todo tan deprisa, que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos, no podemos medir las consecuencias de los actos, creemos en la ficción del tiempo, en el presente, el pasdo y el futuro, pero puede ser también que todo ocurre simultáneamente, como decían las tres hermanas Mora, que eran capaces de ver en el espacio los espíritus de todas las épocas. Por eso mi abuela Clara escribía en sus cuadernos, para ver las cosas en su dimensión real y para burlar a la mala memoria."

Isabel Allende comenzó a escribir "La casa de los espíritus" el 8 de Enero de 1981, estando en España, como una larga carta a su abuelo cuyo delicado estado de salud acababa de conocer y en la que pretendía narrar la historia de su familia (en la que están inspirados muchos personajes y situaciones). No sabía entonces que al año siguiente, en 1982, con su publicación, se convertiría en un éxito fulminante, pronto traducido a numerosísimos idiomas y que le abriría las puertas para la publicación de sus siguientes libros, que se suceden sin pausa hasta la actualidad. Tanto, que por superstición, la propia autora confiesa que suele comenzar sus novelas un 8 de enero, para renovar la suerte y el éxito de su primera novela, que se cuenta ya entre los clásicos de la literatura hispanoamericana.

Aquí os dejo algunos aspectos fundamentales que orienten vuestra lectura... y os ayuden a hacer un buen examen. O sea, que aquí os comento en qué debéis fijaros, para que las preguntas no os pillen desprevenidos.

Isabel Allende: de la vida a la obra (¡y la primera propuesta concurso del año!)

Isabel Allende (la autora de La casa de los espíritus, el libro de lectura que estamos trabajando actualmente) es una escritora chilena con una vida apasionante de la que se nutren sus libros, que se encuentran entre los más leídos en lo que a autores hispanoamericanos se refiere (de hecho, hay quien apunta a ella como la escritora de habla hispana más leída en todo el mundo). La casa de los espíritus, también. Y aunque lo veremos con un poco más de detenimiento cuando hablemos de esta obra, sí me gustaría ofreceros la oportunidad de acercaros a su figura, que vivió en primerísima persona las convulsiones que sufrió Hispanoamérica a lo largo del siglo XX (que es en gran medida lo que refleja la obra que vais a leer). 

Hija de un embajador, pasó su infancia en Perú, Bolivia y Beirut, se casó muy joven con el padre de sus dos hijos, Paula y Nicolás, y conocío el exilio tras el golpe de estado del general Pinochet en Chile, su país, cuyo presidente, Salvador Allende (del que ella era familia y del que hablaremos también con un poco más de calma) resultó muerto dejando a la nación sumida en una dictadura que duraría hasta 1990, dejando un terrible rastro de sangre, tortura y desaparecidos que también tiene su eco en las 400 páginas de La casa de los espíritus.

Residió brevemente en España, y aquí publicó de hecho, en 1982, la novela que vais a leer. La había comenzado a escribir r un 8 de enero, como una larga carta a su abuelo enfermo, y  su madre se encargó de intentar publicarla con un éxito inmediato que le abriría las puertas para la edición de sus siguientes libros: Eva Luna, De amor y de sombra, Cuentos de Eva Luna, El plan infinito, Poderosa Afrodita o Hija de la fortuna, por ejemplo. Es autora, además, de un trilogía de literatura juvenil, formada por  La ciudad de las bestias, El reino del Dragón de Oro y El bosque de los pigmeos, que mezclan la novela de aventuras con ingredientes de misterio y lo sobrenatural ( elemento que ya habreis percibido muy presente en su obra... y en su vida, si os animáis a descubrirlo), y en las que ella misma aparece como la excéntrica abuela de los jóvenes protagonistas.

Pero una de las novelas con mayor éxito y mayor impacto público fue Paula, escrita durante la convalecencia de su jovencísima hija, que murió de porfiria con solo 28 años, y en la que le cuenta la historia de su familia mezclando con maestria, como casi toda la buena literatura, realidad y ficción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...