Variedades diastráticas y diafásicas: la lengua en sociedad, la lengua en situación.


La lengua es un medio de comunicación extraordinario: no solo por su economía (con un número muy pequeños de unidades nos permite enviar infinitos mensajes), también por su creatividad (nos permite crear mensajes nunca antes oídos.... es más: nos permite crear ideas y conceptos, que existen solo porque hay una palabra que los nombra), su expresividad (nos permite comunicar una enorme variedad no solo de ideas, también de sentimientos y matices), y su dinamismo: es algo vivo, que se mueve, que cambia continuamente dentro de su unidad necesaria como vehículo de comunicación para una comunidad.

La lengua está en contante ebullición y cambio; de ahí otra de sus características: su capacidad para variar y adaptarse a múltiples factores que podemos agrupar en cuatro grandes ejes: el espacio (las variedades diatópicas o dialectos), el tiempo (las variedades diacrónicas o etapas), la sociedad (las variedades diastráticas o niveles) y la situación (las variedades diafásicas o registros).

Pues por estos dos últimos factores de variación vamos a comenzar:
  • la sociedad:la lengua funciona en sociedad, nuestro acceso a ella depende de nuestra posición social, de la que es consecuencia, entre otras muchas cosas, nuestro aprendizaje y conocimiento sobre ella. Pero además, la lengua se usa como seña de identidad o pertenencia a un determinado grupo social (pensad en como podemos identificar a determinados grupos, profesiones, etc. por su forma de emplear la lengua).
  • la situación: cada hablante emplea la lengua de una forma determinada según la situación (o contexto) en el que se encuentre, es decir, dónde, cuándo, con quién, y para qué (entre otras cosas) está hablando.
En las presentaciones que os dejo a continuación tenéis las ideas fundamentales acerca de todo esto:

De oír, escuchar, entender e interpretar




La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha
Michel de Montaigne
A buen entendedor, pocas palabras bastan
Refrán popular

Quien no entiende una mirada,
 tampoco entenderá una larga explicación
Proverbio árabe

Toda frase es bien dicha cuando es bien entendida
Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

Si de veras llegásemos a poder comprender, 
ya no podríamos juzgar.
André Malraux 

Tristán e Iseo: un amor de leyenda


La historia de Tristán e Iseo recoge una leyenda celta que circuló por Europa durante toda la Edad Media, y como ocurre con este tipo de historias que van de boca en boca, en su recorrido a través del tiempo van sufriendo transformaciones y conociendo variaciones que se reflejan después en las distintas versiones escritas que tenemos, que son varias e incluso en distintos diomas, aunque todas se conservan de forma incompleta. Así del siglo XII tenemos fragmentos de las versiones del poeta anglonormando Thomas y del francés Beroul, ambas en verso; del siglo XIII una versión en prosa en forma de novelas de caballerías y ya en el siglo XIV tenemos fragmentos de versiones en distintas lenguas de la Península Ibérica: gallego, catalán, e incluso aragonés. Ya en el XVI, con el furor por las novelas de caballerías que parodiará Cervantes en su Quijote, aparece Tristán de Leonís, reeditado varias veces e incluso tuvo segunda parte..

Pero además, muchas de las anécdotas, pasajes y aventuras que se integran en la historia principal tienen origen en otras leyendas medievales, algunas que provienen de Oriente (por ejemplo, la de las orejas del rey Marcos). Y entre todo este magma de versiones e historias hay diferencias importantes, tanto en la visión de los sucesos, como en la imagen de los protagonistas que se nos da (más positiva o heroica en unas, menos en otras)

Comunicación: practicar, practicar y practicar.



Para que no os pase como a Manolito, y poder ir cerrando el tema de la Comunicación pero asegurando que hemos aprendido bien sus conceptos básicos y somos capaces de aplicarlos en la práctica, que es donde se nota, os dejo las prácticas finales (al menos de momento) sobre todo esto de la comunicación, sus elementos, sus funciones, sus medios... :

Vuestros signos lingüísticos



Como a muchos de vosotros no os ha resultado especialmente fácil el ejercicio de aplicar las características del signo lingüístico a uno concreto, y como lo mejor para comprender algo es ver algún ejemplo, aquí os dejo un par de comentarios realizados por algunos de vosotros que os pueden servir para haceros una idea de cómo debía hacerse más o menos: 

¡Ya tenemos ganador!


Ha sido una competición muy reñida (casi todos los que habéis participado lo habéis hecho muy muy bien) y eso es muy buena señal. Todos los participantes tendréis vuestra nota por haber contestado al cuestionario sobre los vídeos acerca de la comunicación no verbal, pero el primero en presentar unas respuestas perfectas, a las que no se les puede poner ningún "pero", y que se lleva el medio punto extra en esta primera evaluación ha sido.... tachán, tachán, tachán....


Textos sobre comunicación... y alrededores


Os dejo unos cuantos textos relacionados con todo lo que estamos viendo acerca de la comunicación, sus tipos, sus elementos, sus funciones... Y en breve, os propondré algunas actividades sobre ellos:


Comunicación no verbal: vídeos... y propuesta-concurso



Abajo tenéis unos cuantos vídeos acerca de la comunicación no verbal, a partir de los cuales deberéis responder a estas treinta preguntas (son respuestas cortas¡que no cunda el pánico! ). Deberéis enviarme las respuestas a mi correo electrónico (teresalosad@gmail.com), indicando vuestro nombre, apellidos y grupo, antes del 5 de Diciembre.

Todos los que respondáis, tendréis vuestra nota, mejor o peor según lo hayáis hecho... Pero el primer@ que responda correctamente a todas las preguntas tendrá medio punto más en esta primera evaluación. Ánimo, que es muy fácil. Sólo tenéis que prestar atención.


Lo que comunicamos sin palabras


Aunque el medio de comunicación fundamental del ser humano es la comunicación verbal la que emplea signos lingüísticos), constantemente nos comunicamos mediante otros códigos, de los que a veces no somos conscientes, pero a través de los cuales emitimos y recibimos muchísima información sobre nosotros y sobre los demás. Es la comunicación no verbal: gestos, posturas, tonos de voz, que acompañan y a veces sustituyen a las palabras, diciendo, en ocasiones lo que estas quisieran esconder. Cinésica (o quinésica), proxémica y paralingüística se encargan de analizar todos estos aspectos.

Las funciones comunicativas: teoría y práctica


Pedir, preguntar, informar, convencer, contactar, saludar, llamar la atención... incluso enamorar... Para todo esto se puede escribir, hablar, recitar, cantar...;es decir, utilizar la lengua, o cualquier otro tipo de signo de los que tenemos a nuestra disposición... Y todas esas finalidades de la comunicación se agrupan en seis grandes funciones que estamos repasando estos días. Aquí os dejo los enlaces relativos a ellas:

  •  Y además, la práctica, en forma de cómodos ejercicios interactivos, que podéis hacer y corregir vosotros solos, y que son la mar de entretenidos.
  • Y os dejo también un pasatiempo, en el que tenéis que relacionar cada función con su definición y con el elemento de la comunicación en el que se centra.

Signos... por todas partes


Para repasar los tipos de signos (y terminar de convenceros de su importancia, porque nos rodean continuamente, aunque estamos tan acostumbrados que a veces ni nos damos cuenta) os voy a proponer la siguiente actividad voluntaria, cuya nota dependerá, claro está, de la calidad de vuestro  trabajo... Así que si os decidís a hacerla, ¡esmeraos!

Se trata de que penséis en una actividad, una ocupación, un acontecimiento, una situación,  y que lo narréis de forma ordenada en  el tiempo señalando, por orden cronológico, los signos que van apareciendo, e indicando brevemente su significado y su tipo, como mínimo, según la clasificación de Pierce (es decir, si son iconos, indicios o símbolos; pero si alguien quiere, puede también indicar la clase según el sentido por el que lo percibimos).


El signo lingüístico y su doble articulación


Aquí tenéis la presentación sobre el signo lingüístico y sus características.
  • Además, podéis consultar una explicación algo más detallada aquí, 
  • Y si no os queda del todo claro lo relativo a la doble articulación (suele pasar, y es una característica fundamental del signo lingüístico y del código del que forma parte, las lenguas naturales), tenéis una explicación adicional aquí.

El signo y sus tipos: la teoría y la práctica


No todos los signos son iguales... Algunos son simples, otros son complejos. Algunos se perciben por la vista, otros por el oído, otros por el tacto... Algunos se parecen a lo que representan, algunos son su consecuencia, otros son fruto del acuerdo o convención... Todo esto, pero mejor explicado, en la presentación que utilizamos en clase:


La comunicación y sus elementos... en la práctica


.Nada como practicar para aprender, así que aquí tenéis la práctica sobre la comunicación y sus elementos.

 Recordad que tenéis que elegir una imagen y redactar un comentario analizando los elementos de la comunicación en el proceso que representa. Para ello:
  • Indicad claramente el número de imagen que elegís y vais a comentar (en la parte superior izquierda de la diapositiva)
  • Seguid lo explicado en clase, elemento por elemento, y aplicadlo a la imagen elegida.
  • Justificad, razonad y redactad vuestras respuestas 
  • Redactad bien. ¡Nada de respuestas telegráficas! 
 Como mínimo, deberían quedar contestadas las cuestiones que aparecen en la primera diapositiva, pero por supuesto, puede haber más cosas a comentar en la imagen que elijáis (de hecho, sería un punto a vuestro favor que así fuera).

La comunicación y sus elementos



La comunicación es un proceso que consiste en la transmisión de información desde un punto de origen a un punto de llegada. No se trata de un fenómeno exclusivamente humano y de realiza mediante signos. ¿Os acordáis de qué son los signos y cómo funcionan? Por  si acaso, os lo recuerdo.

Un signo es un elemento perceptible por los sentidos que se asocia o representa algo distinto de él mismo. Por ejemplo, el sonido del timbre se asocia con la entrada o salida de clase; el color rojo del semáforo con la idea de "parar", la palabra silla con "mueble con asiento y respaldo de uso individual".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...