Examen final, al fin

Ya no queda nada para el último examen del curso, que será un examen final, o sea, en el que entrará tooooodo lo que hemos visto desde que comenzamos allá en Septiembre. Y aunque deberéis repasar la materia anterior, algo más de peso tendrá la del último trimestre. Así que para facilitaros la preparación de esta prueba, aquí os dejo su estructura.

El libro de los libros: el Quijote


Unos van por el ancho campo de la ambición soberbia; otros, por el de la adulación servil y baja; otros, por el de la hipocresía engañosa, y algunos, por el de la verdadera religión; pero yo, inclinado de mi estrella, voy por la angosta senda de la caballería andante, por cuyo ejercicio desprecio la hacienda; pero no la honra. Yo he satisfecho agravios, enderezado tuertos, castigado insolencias, vencido gigantes y atropellado vestiglos; yo soy enamorado, no más de porque es forzoso que los caballeros andantes lo sean; y siéndolo, no soy de los enamorados viciosos, sino de los platónicos continentes. Mis intenciones siempre las enderezo a buenos fines, que son de hacer bien a todos y mal a ninguno: si el que esto entiende, si el que esto obra, si el que desto trata merece ser llamado bobo, díganlo vuestras grandezas,..."
 
MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA
 "El ingenioso caballero D. Quijote de la Mancha" (1615), Capítulo XXXII

A principios del XVII aparece la obra literaria más influyente, leída, comentada y admirada de todos los tiempos, cuyo autor, Miguel de Cervantes, comenzó a escribirla como una obra menor, cómica, con la única, clara y concreta intención de acabar con los libros de caballerías, de los que es una parodia. Y efectivamente, lo consiguió, porque tras el Quijote ningún autor serio volvió a escribir uno de aquellos libros. Pero la obra fue mucho más allá. Lo que, seguramente, en principio iba a ser un relato corto, al estilo de los Novelas Ejemplares, fue cobrando vida, extensión y profundidad hasta convertirse en lo que es hoy: el libro de libros, sintesis de los relatos de su tiempo, realistas e idealistas (es una novela idealista situada en la realidad de la España del XVI) y una reflexión sobre la literatura en todos  sus aspectos; una parodia que se puede disfrutar sin tener ni idea de cómo era lo parodiado, y la primera novela moderna, porque a diferencia de los relatos modernos no cuenta hechos sino vivencias, es decir, cómo los hechos afectan al personaje, que es lo que realmente importa.

Relatos idealistas vs relatos realistas



Durante el Renacimiento español se cultivan dos grandes tipos de relatos en prosa: los típicamente renacentistas, que son idealistas (los libros de caballerías, las novelas pastoriles, bizantinas y moriscas), y los realistas, que surgen a mediados de siglo con el Lazarillo de Tormes y darán lugar al género de la novela picaresca, ampliamente cultivado en el siglo XVII.

Pues bien, os propongo que realicéis una comparativa entre ambos tipos de relatos teniendo en cuenta los siguientes puntos: 

Vuestros poemas verbales

La propuesta sobre poesía verbal ha sido también todo un éxito. Aquí tenéis una muestra de los poemas que habéis realizado. 


¡Enhorabuena, poetas! 

Vuestras palabras


La propuesta "Fabricando palabras" ha tenido una estupenda acogida, tanto por la cantidad como por la calidad de los trabajos. Así que aquí os dejo una muestra de las palabras por vosotros inventadas, algunas de lo más atinadas e incluso necesarias. Ahora solo os queda utilizarlas, para propagarlas y que finalmente la RAE se vea obligada a admitirlas... Quién sabe...

Muchas gracias a todos por vuestro trabajo.

¡Enhorabuena, Iván! ¡Enhorabuena, Athenea!

Estamos de enhorabuena, porque dos alumnos de 1º de Bachillerato han resultado galardonados en la última edición del concurso literario de nuestro centro: Iván López, con su relato "Straordinarius" (ex aequo con Esther Martín, alumna brillantísima a la que tuve la suerte de dar clase el año pasado), y Athenea García, con su relato "Un rayo de esperanza". Muy pronto podréis disfrutar de ambos relatos.

Estoy contentísima, y no podía dejar de transmitir mis felicitaciones desde aquí a los galardonados, y, sobre todo, animarlos a seguir escribiendo, siempre y mucho.

¡¡Enhorabuena por unos premios merecidísimos!!

Comentamos el "Lazarillo"

El Lazarillo de Tormes es una obra insólita dentro del panorama literario en el que vio la luz, a mediados del XVI, plagado de relatos idealistas e idealizantes sobre el amor, el heroísmo o las grandes y lejanas aventuras. Se trata de un relato realista, que transcurre en una época y unos lugares claramente reconocibles, y que se centra en la vida dura y miserable de un antihéroe: Lázaro de Tormes, pregonero de Toledo, casado con la amante del Arciprese de San Salvador, pero que defiende cínicamente su situación como "cumbre de toda buena fortuna" porque la durísima vida que ha llevado, prácticamente desde que nació, ha hecho de él un "pobre diablo" sin dignidad ni social (la famosa "honra") ni moral.

Estamos ante una de esas historias de infancias durísimas, en este caso  marcada por el hambre extrema, permanente y obsesiva, los golpes, los maltratos, la explotación, los abusos  y, sobre todo, la falta de oportunidad de salir de la miseria material y moral, porque la sociedad que educa a Lázaro solo le da lecciones de crueldad, insolidaridad e hipocresía que lo convierten en lo que es al final. Infancias durísimas que siempre han existido y que, por desgracia, siguen existiendo. En esta entrada tienes un repaso a muchas de las que se han recogido en literatura, y si tú conoces alguna otra película, libro o canción que hable de este doloroso tema, para el que nunca serán suficientes todas las denuncias, puedes contárnoslo mediante un comentario a esta misma entrada.

A continuación, os dejo una selección de fragmentos de la obra anónima publicada en 1554:

Historias del Renacimiento: la narrativa en prosa y el Lazarillo

Durante el Renacimiento (que por algo es el primero de nuestros siglos de oro) la prosa conoció un período de esplendor, tanto por la cantidad como por la calidad. Por una parte, fue el género más beneficiado por la aparición de la imprenta, que le proporcionó una verdadera eclosión; por otra,, vinculadas al Renacimiento están dos de los títulos más importanes de la narrativa española de todos los tiempos: el Lazarillo de Tormes y el Quijote, que aunque recoge el espíritu renacenstista y es un compendio de todas las formas narrativas del XVI, muestra ya en su fondo y en su forma mucho de lo que será el Barroco (por algo aparece publicado ya en el XVII).

Los relatos típicamente renacentistas son un conjunto de géneros idealistas que no reflejan la realidad española del XVI. Libros de caballerías (que habían surgido en la Edad Media, pero se convierten ahora casi en un fenómeno de masas, como refleja el Quijote), pastoriles, bizantinos y moriscos hablaban de grandes asuntos (el amor, el heroísmo, las aventuras emocionantes o exóticas), protagonizados por personajes-tipo, idealizados y planos en una sarta de aventuras que podían (y solían) prolongarse en sucesiones interminables de entregas. Son estas historias las que responden a ese idealismo y ese optimismo que caracteriza al movimiento. 

Agazapando a Garcilaso

En "Garcilaso agazapado" comprobamos como algunos versos y expresiones del poeta toledano habían servido de inspiración y excusa para películas, discos,  libros o  poemas, lo cual no resulta extraño, porque de su pluma han salido expresiones bellísimas que podéis descubrir leyendo sus poemas con un poco de atención, sensibilidad... e imaginación. Porque eso es lo que tendréis que utilizar para participar en una de las últimas actividades creativas que os propondré este curso.

Comentamos a Fray Luis de León y a San Juan de la Cruz



Ascética y mística (representadas respectivamente por Fray Luis de León y San Juan de la Cruz) son dos corrientes dentro de la poesía religiosa de la 2ª mitad del XVI que buscan acercarse a Dios de diferente manera, lo que da lugar a dos tipos de poesía con puntos en común, pero también con bastantes diferencias, que henmos de tener en cuenta a la hora de comentar.

Poesía de la 2ª mitad del XVI: del petrarquismo a la mística.


 En la 2ª mitad del XVI irrumpe con fuerza en el panorama político, social, cultural, artístico y, claro está, literario, la cuestión religiosa. La Iglesia Católica es consciente de la necesidad de reaccionar frente a las nuevas corrientes religiosas, muy críticas con ella, que le han costado nada más y nada menos que una escisión. Así que tras el Concilio de Trento, España encabeza el movimiento de Contrarreforma que pretende defender el catolicismo utilizando todas las armas posibles para ello: la persecución ideológica, la guerra y la instrumentalización del arte y la literatura: la literatura se llena de contenidos religiosos, y las innovaciones introducidas por Garcilaso en la 1ª mitad se adaptarán a la expresión de sentimientos y cuestiones religiosas. ¿Cómo es posible, si era una poesía esencialmente profana? Enseguida lo veremos. 

"Garcilaso agazapado" (propuesta-concurso)



Los clásicos han llegado a serlo porque han sido leídos más allá de su época y han logrado conectar con lectores muy alejados a veces de su tiempo y de su mundo, y los grandes clásicos han llegado de tal forma a esos lectores lejanos que muchos han hecho suyas ideas, pasajes, palabras, expresiones... Y Garcilaso es un poeta muy homenajeado, no solo como figura, sino también a través de expresiones suyas concretas, que muchos han integrado en sus obras.

No es algo casual, porque en esto también era el poeta toledano prototipo del espíritu renacentista: perseguía crear belleza con la palabra, y lo conseguía. Vaya si lo conseguía. Suyas son algunas de las combinaciones de palabras más elegantes, delicadas, musicales y evocadoras de todos los tiempos. Hasta cuando hablaba de tristeza (que era a menudo) lo hacía de forma bonita.

Así que vamos a recorrer algunos de los homenajes y deudas posteriores: la de aquellas obras en las que nos encontramos, agazapado, a Garcilaso. Y sobre esos homenajes y esas deudas, os plantearé la siguiente propuesta concurso.

Comentamos poemas de Garcilaso de la Vega

Garcilaso de la Vega  es autor de un puñado de poemas que están entre los más hermosos y elegantes escritos en castellano. Y para que los conozcáis, y de paso os llevéis alguna nota extra, aquí os dejo una selección para que elijáis y hagáis, si queréis, un comentario de texto voluntario.

"Peribáñez y el Comendador de Ocaña"... "on line"

La última obra de lectura del curso es una obra de teatro de uno de los grandes, el escritor barroco Lope de Vega. Y como obra de teatro, su autor la escribió pensando no en su lectura individual, sino en su puesta en escena en los Corrales de Comedias, que congregaban a todos los grupos sociales cada domingo y fiesta de guardar, y a los que había que entretener y emocionar con la misma obra.

Así que podéis leerla, pero también podéis ver su representación filmada en 1970 para el mítico programa de Televisión Española Estudio 1, pinchando aquí.

Sopa renacentista

Sopa renacentista
Aquí tenèis una sopa de letras en la que tenéis que encontrar doce términos relacionados con el Renacimiento. Si queréis verla en grande, pinchad aquí.

Carpe Diem


Es este quizás el tópico por antonomasia, ya que pocas ideas han calado (y siguen calando) tanto en tantas épocas, desde que los clásicos latinos le pusieran el nombre que lo ha fijado como símbolo de toda una actitud ante la vida: Carpe diem, "agarra el día", aprovecha el momento, porque es efímero, porque pasa, porque se acaba, y las posibilidades que se van con él son irrecuperables. Así que no esperes a un futuro incierto para disfrutrar, para lograr, para hacer lo que desees; puede que entonces sea demasiado tarde y tengas que lamentarlo para siempre... Agarra el momento, atrápalo, aprovéchalo, exprímelo, paladéalo y no lo dejes escapar, que todo es efímero, caduco, pasajero.

A comentar : Soneto XXIII: "En tanto que de rosa y azucena..."


 Este es el famosísimo poema de Garcilaso de la Vega en el que recrea el tópico de Carpe Diem (que aparecía, por ejemplo, en Horacio) en una de sus formas más frecuentes, la del "Collige, virgo, rosas" (que recreó el poeta latino Ausonio), en el cual se incita a una joven a disfrutar de su juventud y su belleza, antes de que desaparezca barrida por el paso del tiempo...

Y estas, las cuestiones para que lo comentéis:

Garcilaso de la Vega: el comienzo y el esplendor de la lírica renacentista

Garcilaso de la Vega encarnó uno de los ideales humanos del Renacimiento: el del caballero culto, enamorado, y poeta. En su figura y en su obra se entrelazan armónicamente armas y letras, vida y literatura, amor y reflexión. Su obra, truncada por una muerte prematura debido a su oficio de soldado al servicio del emperador Carlos V, es bastante breve: un conjunto de sonetos que no llegan a ochenta, cinco canciones petrarquistas, tres églogas, dos elegías y una epístola a su amigo de armas y de letras, el también poeta Juan Boscán. (Podéis encontrar una selección de sus poemas aquí.)

Así es... el Renacimiento


El Renacimiento comienza en Italia, en el siglo XIV (cuando aquí el Arcipreste escribía su Libro de Buen Amor, y D. Juan Manuel su Conde Lucanor) de la mano del Humanismo, movimiento cultural que defendía la recuperación de los clásicos griegos y latinos en versión original, es decir, sin filtrar por la iglesia, sum entalidad y sus intereses, como ocurría en la Edad Media.

Así que se empezó por estudiar lenguas clásicas, se siguió por leer, analizar y comentar los textos clásicos, para llegar a la cumbre: su imitación para crear obras artísticas y literarias. Y lo que de momento podía parecer algo no tan trascendente supuso toda una revolución, porque en los clásicos se encontró una nueva valoración del hombre, del mundo y de la vida que hizo que la mentalidad de la época se fuera a las antípodas de lo que era en la Edad Media, y triunfan en todo su esplendor el vitalismo, el optimismo, el amor al arte y la belleza, la fe en el hombre, la vida, sus posibilidades y sus capacidades, el racionalismo, el antropocentrismo, el idealismo... Todo un renacer, sin duda, de muchas cosas que en los años del medievo estaban esperando dormidas.

Imagina... el Renacimiento


Aquí tenéis una serie de imágenes representativas de distintos aspectos del período literario en el que vamos a adentrarnos durante los próximos días, el Renacimiento, y aquí tenéis una breve explicación de cada una. Para ir "ambientándonos".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...