Septiembre

Para que podáis organizaros a la hora de preparar el examen de Septiembre, aquí os dejo unas cuantas pistas, recordatorios y materiales.

Y colorín, colorado...























...este cuento se está acabando. Porque mañana terminan oficialmente las clases, y con el ajetreo y los imprevistos de los últimos días, apenas he podido despedirme de vosotr@s, Así que no quería dejar de aprovechar la oportunidad que me brinda esto de tener un blog para agradeceros este curso que para mí ha sido estupendo. 

Porque habéis sido los tres  (el C, el D y el E) cada uno en su estilo, unos grupos maravillosos con los que he disfrutado muchísimo, a pesar de pesares y de que en algún momento de "bronca" pudiera no parecerlo (ya sabéis: todos los oficios tienen sus gajes, y los del oficio de profe son estos). Gracias  a los que habéis acudido incansablemente por este blog; gracias especialmente a los que habéis respondido siempre, con mucha más dedicación y cuidado del que yo hubiera esperado, a las actividades y demás "chorradicas" que os proponía en él, hasta el punto y más allá;  gracias a los que os habéis animado con las tareas de creación, que son las que exigen que pongamos más de nosotros mismos; y gracias  los que día a día habéis puesto atención y hasta sonrisas en el aula, incluso cuando seguramente no había demasiadas ganas. Gracias también a mis pobres alumnos de Taller, que me aguantaban dos días a última hora después de haber aguantado ya su hora de Lengua correspondiente, pero que aún así me lo pusieron todo siempre muy muy fácil. Gracias a tod@s, en fin, porque un profe sin alumn@s, o un blog sin lectores, es como el caballero andante sin dama, o sea, como decía Don Quijote cuando buscaba a Dulcinea, "árbol sin hojas y sin fruto, y cuerpo sin alma". Así que gracias, mil gracias, por ser las hojas y el fruto y el alma de todo esto.

Me queda ya sólo desearos felices vacaciones, y despedirme al fin (aunque para los que tengan que examinarse en Septiembre pondré en breve una entrada con pistas y pautas, para ayudarles a que se organicen bien, y puedan estudiar sin dejar de disfrutar de las vacaciones),. Pero me despido de vosotr@s sólo como alumn@s de 3º, que seguramente nos encontraremos de nuevo en el aula cualquier año de estos.

Besos y abrazos.... ¡y a disfrutar!

Vuestras personalísimas entrevistas de personalidad



Otra de las actividades con cuyos resultados estoy realmente contenta es la entrevista de personalidad a alguien de vuestro entorno, porque hay algunas curradísimas, estupendamente redactadas y con entrevistados interesantísimos. Si queréis comprobarlo, echadles un vistazo, porque hay para casi todos los gustos:

Cine y literatura: actividades


Como última, ultimísima y definitiva oportunidad de conseguir algún positivo (bien para las notas de clase, bien para las notas extra... a cada uno se lo incluiré en donde le haga falta) os propongo que hagáis un trabajito sobre la película que veamos en clase (que será una de estas tres). Si alguien quiere ver por su cuenta alguna de ellas, aunque no sea la que vea su grupo, también puede hacer el trabajo y mandármelo antes del sábado 18 de junio.

Y para terminar... Ciclo de cine y literatura


Durante los días que nos quedan (que son unos cuantos) haremos unas jornadas de cine y literatura, proyectando tres peliculas relacionadas con la literatura en general y con lo que de ella hemo visto este curso en particular. El orden lo elegiréis vosotros, y sobre ellas propondré actividades... por si a alguien todavía le hacen falta notas.

Última propuesta-concurso: "¿Quién es?"



Bueno, chicas y chicos, esto se acaba... Ahí va la última oportunidad de conseguir medio puntito (aunque como siempre, todos los participantes tendrán su notita extra, mayor o menor según la calidad del trabajo entregado...).


Crucigrama quijotesco


En un año cervantino como este, también El Quijote debía tener su crucigrama. Aquí está. (Ojo: algunos términos son anecdóticos y no tenéis que sabéroslos para el examen -que ya sé que en estos momentos es lo único que os importa- ... aunque sí deberíais conocerlos por aquello de la cultura general...)

Siglos de Oro: los crucigramas


Por si a alguien se sirve de algo (nunca se sabe) aquí os dejo dos crucigramas, uno sobre el Renacimiento, y otro sobre el Barroco. 

Ánimo chicos, que no queda nada...

Oraciones analizadas (segunda tanda)



Aquí tenéis analizadas y clasificadas las oraciones de nuestro texto de oraciones simples, a partir de la última que publiqué (las anteriores las tenéis aquí). Como veis, he tenido algunos problemas al alojarlas, pero espero que no os resulte muy problemático entenderlos...

Pasatiempos para los Siglos de Oro


Para ayudaros a repasar, os dejo unos cuantos pasatiempos sobre la literatura de los Siglos de Oro:

  •  El primero consiste en relacionar características y autores del Renacimiento, por una parte, y del Barroco, por otra. Pinchad aquí. 
  • En el segundo, tenéis que relacionar cada autor con su corriente literaria y el título de una de sus obras. Pinchad aquí
  • Y en el tercero tenéis que emparejar cada obra con su autor. Pinchad aquí.

Veamos: conociendo a Lope de Vega



Lope de Vega es una figura fascinante, no sólo por lo ingente de sus obras, cuya cantidad tiene desconcertada a la crítica ya desde entonces -y eso que al parecer no se se han conservado todas-, o por su calidad e individualidad, sino también por lo ajetreado de su vida, tan emocionante y llena de aventuras y situaciones de todo tipo como cualquiera de sus novelas o  sus comedias, y en la que además, ocupa un eje central el amor, que como dejo claro en el famosísimo soneto que termina con el verso "Esto es amor, quien lo probó lo sabe", él conoció a fondo como pocos, por la cantidad e intensidad de amores y amoríos que tuvo, de los que hablaremos con calma en alguna entrada futura...

Superexamen




Como sé que estáis ansiosos y ya no os quedan uñas que morder esperando esta entrada salvadora en la que os recuerdo qué entra y os explico cómo será el examen, ahí va un pequeño adelanto acerca de ese último examen del curso, y que por eso (y sólo por eso) será examen final (aunque contará como los demás).

El teatro barroco


Durante el siglo XVII el teatro, que hasta ahora era un fenómeno minoritario vinculado a las celebraciones eclesiásticas de Navidad o Semana Santa, o a las cortes, se convierte en todo un fenómeno social que congregaba semanalmente y en torno a una misma obra a todos los grupos sociales, sirviendo de evasión de una realidad marcada por la miseria y la crisis, así como de propaganda de los valores imperantes (la monarquía, la honra, la religión...)

La prosa del XVII: la novela picaresca

Diego de Velázquez: "El almuerzo"
Durante el siglo XVII se produce un auge de la prosa satírica (es decir, crítica) en la que muchos escritores expresan sus ideas, y muy frecuentemente y de acuerdo con el espíritu de la época, su desengaño, su pesimismo, su visión negativa y crítica de la sociedad, la vida o la literatura. Dentro de ella, destacan  los Sueños de Quevedo, o El Criticón y la Agudeza y arte de ingenio (tratado sobre el conceptismo) del aragonés Baltasar Gracián.

Veamos: el teatro barroco y los corrales de comedias



 En este breve vídeo del canal Artehistoria tenéis una descripción muy gráfica de como eran los Corrales de Comedias de la España del XVII, en que el teatro conoce un auge espectacular convirtiéndose en todo un fenómeno de masas que congregará a todas las clases sociales en torno a una misma obra... Contentar a un público tan variopinto y conseguir una obra adaptada a unas peculiares condiciones de representación no era fácil, y el que lo consiguió, creando así nuestro teatro nacional, fue el gran Lope de Vega.

Poemas de Quevedo: de lo sublime a lo grosero



La poesía de Quevedo está tan llena de contrastes y contradicciones como la época en la que surgieron, el Barroco del XVII, siglo del claroscuro, de oscuridad en la historia, y claridad deslumbrante y esplendorosa en la literatura y en el arte. Así, en su poesía podemos encontrar sublimes poemas que expresan el amor más espiritual e idealizado, serios y angustiosos poemas sobre la fugacidad de la vida y la seguridad de la muerte, y groseros poemas que caricaturizan cualquier aspecto desagradable de la realidad, y en los que puede percibirse mucha "mala leche" que no se detiene ni ante el taco más malsonante o la alusión más escatológica, vulgar o atroz. Pero hay algo que tienen en común todos: la indiscutible genialidad de su autor, un verdadero mago en el manejo de la lengua, con la que hace auténticas piruetas verbales que sacan de cada palabra un poder expresivo sorprendente e inimaginable.

Quevedo: la pluma deslumbrante y afilada


Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645) es una de las mentes y las plumas más deslumbrantes de nuestras letras,  que dio lugar a una amplia producción literaria (tanto en verso como en prosa) personalísima y difícilmente imitable, pues para hacerlo habría que tener un ingenio portentoso como el suyo, lo cual no es muy común... 

Poemas de Gòngora

Pintura de Jean Antoine Gros que representa la huída de Acis y Galatea
Como no hay mejor forma de conocer a un poeta que leer sus poemas, aquí os dejo unos cuantos del principal representante del culteranismo Barroco, el cordobés Luis de Góngora, capaz de crear mediante la palabra todo un mundo de belleza hiperbólica y deslumbrante, llena de ecos clásicos, en contraste con lo burlesco, lo monstruoso o lo vulgar... Más barroco, no se puede ser.

Góngora: príncipe de la luz y las tinieblas

DiegoVelázquez: "Luis de Góngora y Argote"
Luis de Góngora y Argote fue un poeta cordobés (allí nació en 1561 y allí volvió para morir en 1627), nacido en el seno de una familia acomodada (según no deja de sugerir el que sería su gran enemigo personal y literario, Francisco de Quevedo, de origen converso), que estudió en la Universidad de Salamanca y se ordenó sacerdote muy joven, aunque su amor a cuestiones profanas (la buena conversación, la vida de las tabernas, el juego, las composiciones poéticas profanas y satíricas...) hicieron que fuera amonestado por las autoridades eclesiásticas.

El siglo XVII: el Barroco y su desengaño


Caravaggio: "San Jerónim escribiendo" (1605-06)
 Históricamente, el siglo XVII, tras el esplendor que conoció España en el XVI, está marcado por la decadencia y la crisis. Como vimos en nuestro "Imagina", es el período de los Austrias menores (Felipe III, Felipe IV y Carlos II), que en un momento muy delicado y por diferentes razones delegaron su inmenso poder en manos de "validos" como el Duque de Lerma o el Conde-Duque de Olivares. Estos muchas veces  ejercieron ese poder en su propio interés y beneficio, sin solucionar los graves problemas a los que se enfrentaba España: guerras continuas, sublevaciones interiores y exteriores, crisis agrícola y demográfica. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...